Cómo se hace una incrustación dental

Escrito por Carlo Malone

Divulgador científico

Las incrustaciones dentales son una opción cada vez más popular para restaurar dientes dañados o con caries. En este artículo, te explicaremos detalladamente cómo se realiza este procedimiento, desde la preparación del diente hasta la colocación final de la incrustación. Descubre todo lo que necesitas saber sobre este tratamiento dental y cómo puede mejorar tu salud bucal. ¡Sigue leyendo para conocer más!

Procedimiento de incrustación dental: todo lo que debes saber

La incrustación dental es un procedimiento utilizado para restaurar dientes dañados o con caries de forma más conservadora que una corona dental. Aquí te contamos todo lo que debes saber sobre este proceso:

¿Qué es una incrustación dental?
Una incrustación dental es una restauración fabricada en un laboratorio dental a partir de un molde de la pieza dental a tratar. Se utiliza para reconstruir dientes con caries extensas o fracturas, preservando la mayor cantidad de tejido dental sano posible.

¿En qué casos se recomienda una incrustación dental?
– Dientes con caries extensas que no pueden ser restauradas con empastes.
– Dientes con fracturas o fisuras.
– Dientes con restauraciones previas que han fallado.
– Dientes con desgaste dental severo.

¿Cuál es el proceso de colocación de una incrustación dental?
1. Preparación del diente: se elimina el tejido dental dañado y se toma una impresión para fabricar la incrustación.
2. Fabricación en el laboratorio: la incrustación se fabrica a medida en el laboratorio dental.

3. Colocación provisional: se coloca una incrustación provisional mientras se espera la definitiva.
4. Colocación definitiva: una vez lista, se coloca la incrustación definitiva en el diente con cemento dental.

TE INTERESA:   Cómo hacer dormir a una chica?

¿Cuánto tiempo dura una incrustación dental?
Una incrustación dental bien cuidada puede durar muchos años, incluso décadas. Es importante mantener una buena higiene bucal y acudir a revisiones periódicas con el dentista para asegurar su durabilidad.

¿Cuáles son las ventajas de las incrustaciones dentales?
– Conservación de tejido dental sano.
– Mayor resistencia que los empastes tradicionales.
– Estética y funcionalidad mejoradas.
– Durabilidad a largo plazo.

Mi consejo final para ti es que investigues y consultes con un profesional de la odontología especializado en incrustaciones dentales antes de decidir someterte a este procedimiento. Asegúrate de entender todos los pasos involucrados, los materiales utilizados y los posibles riesgos y beneficios. Recuerda que la salud bucal es fundamental, y tomar decisiones informadas es clave para obtener los mejores resultados. ¡Buena suerte en tu camino hacia una sonrisa perfecta! ¡Hasta pronto!

Deja un comentario